Normas Básicas de Higiene y Lavado en Cocina

No importa qué tan deliciosa sea tu comida, o qué tan bonito luzca tu platillo, en caso de que represente un riesgo el ingerirla. Es por ello que existen una serie de normas básicas de higiene que deben cumplirse, para evitar poner en riesgo la salud de los comensales.

Ten siempre presente que existen acciones legales que pueden ser tomadas en contra de aquellos que pongan en riesgo la salud de otros. Para asegurar que puedas mantener la higiene en la cocina, los cocineros o chef, deben cumplir con las normas de higiene básicas. Pero, además, el personal de cocina debe tomar cuidados especiales en evitar la contaminación de los alimentos. El lavado de manos, debe llegar hasta los codos, esparciendo el jabón, para luego cepillar las uñas y entre los dedos. Una vez lavadas las manos, debe evitarse el contacto cualquier superficie. El secado de las manos se debe hacer utilizando toallas de papel, para finalizar frotando manos y brazo con gel anti-bacterial.

El lavado en cocina es un aspecto fundamental, para ello se recomienda el uso de cloro. Este agente químico debe utilizarse de manera correcta, en una proporción de dos gotas de cloro por cada litro de agua. También se usa la plata coloidal, ocho gotas por litro de agua. Ten mucho cuidado con la contaminación indirecta de alimentos, si por ejemplo utilizaste una tabla de picar para cortar un pollo crudo, entonces, no se debe utilizar esa misma tabla para picar tomates.

Lo ideal es que se laven las tablas cada vez que termines de cortar algún alimento. En la mayoría de las cocinas profesionales, se cuenta con un fregadero o lavamanos, que se utiliza exclusivamente para lavarse las manos.

Cómo limpiar y desinfectar tu cocina

Para preservar la higiene en la cocina, es fundamental hacer uso de herramientas y útiles básicos de limpieza, además de comprender cuales son las normas básicas y técnicas más adecuadas que debes poner siempre en práctica.

Limpiar y desinfectar no es lo mismo, ambos son procesos importantes que permiten mantener las cocinas limpias y seguras, pero las diferencias son importantes. Para limpiar, utiliza agua y jabón, para así eliminar el sucio y otros residuos dejados sobre la superficie.

Mientras que, para desinfectar, debes utilizar productos químicos o el calor, para lograr matar los gérmenes. Recuerda que las superficies que lucen limpias, pueden aun tener gérmenes que tus ojos no son capaces de ver. Al desinfectar, reduces su presencia a niveles seguros. Ten siempre presente que las superficies que están en contacto con la comida, deben ser lavadas, enjuagadas y desinfectadas después de cada uso, para eliminar los gérmenes que pueden causar enfermedades.

Ten mucho cuidado, ya que el jabón nunca deberá ser añadido al desinfectante. En caso de que laves los platos a mano, el procedimiento comienza con la limpieza y desinfección del fregadero. Seguidamente bota a la basura todos los residuos de comida sobrantes. Luego se recomienda lavar los platos en agua caliente enjabonada. Para el secado de los platos también debes de tener cuidado, ya que las toallas húmedas pueden desarrollar bacterias.

Entrada anterior
Limpieza de Campanas Extractoras Industriales
Entrada siguiente
Que Permisos se Necesitan para Abrir un Restaurante
Menú