De Francia a España: este es el origen de la croqueta

origen-croqueta

Uno de los platos más famosos de nuestra gastronomía… ¿Pero conoces cuál es el verdadero origen de la croqueta? ¡Hoy lo descubrimos!

Las croquetas quizás sean uno de los pocos platos que enamoran a todo el mundo (o, al menos, a la gran mayoría de comensales). Las variedades que podemos encontrar son infinitas: tantas como ingredientes diferentes quieras añadir.

Pero, ¿en qué momento de la historia nace? ¿Y dónde? ¿Cuál ha sido su evolución hasta el día de hoy? Como ya hicimos hace unas semanas con la historia de la tortilla de patatas, hoy viajamos por la historia para descubrir el origen de la croqueta. ¡Vamos a ello!

Francia, país de origen de la croqueta

Por mucho que podamos imaginar por la fama que ha tenido y tiene a día de hoy, el origen de la croqueta no está en España, sino en Francia.

Para conocerlo debemos remontarnos a mediados y finales del siglo XVII. Es entonces cuando encontramos la figura de Louis de Béchameil, un nombre que ya puede comenzar a darnos alguna pista.

Béchameil era marqués, y llegó a convertirse en mayordomo mayor de Luis XIV, rey de Francia. Una de las teorías que suena con más fuerza es que uno de los cocineros de Luis XIV fue perfeccionando una salsa más antigua, hecha a base de crema, hasta dar con la bechamel, que dedicó al marqués y le otorgó su nombre.

Y hasta aquí tendríamos la primera parte. Pero nos faltaría la segunda, la del momento verdadero en el que se encuentra el origen de la croqueta.

Para ello debemos avanzar unos años más, hasta mediados del siglo XVIII. Aquí entra en escena la figura de Antoine Cámere, el que era conocido como “chef de los reyes” y que también trabajaba en la corte de Luis XIV.

Se tiene registro de que en el año 1817 Cámere presentó el plato, bajo el nombre de croquettes à la royale, en un banquete para el duque de Rusia. Este, según muchos, sería el momento de su creación.

El otro origen de la croqueta

Como sucede con la mayoría de las historias, hay varias versiones y teorías sobre cuál es el verdadero origen de la croqueta. Y aunque la anterior es la que mayor repercusión tiene (y que la mayoría de la gente toma por verdadera), parece haber otro camino.

Y estos caminos nos llevarían al año 1691 y señalaría al cocinero François Massialot, que llegó a dirigir las cocinas del duque de Orleans (hermano de Luis XIV). Es en ese año cuando aparece publicado por Massialot el libro de recetas Le cuisinier royal et bourgeois, donde aparecen las croquetas nombradas por primera vez… Y hasta en quince ocasiones.

El origen de la palabra croqueta

Ahora que ya conocemos brevemente cuál es el origen de la croqueta, conozcamos también cuál es su origen etimológico.

Evidentemente, el nombre español viene del verbo francés croquer, que significa crujir. Esto derivó en una variante femenina y en diminutivo, croquette. Palabra que, en una traducción literal al español, significaría “crujientita”.

La llegada de la croqueta a España

Según parece, fueron las tropas de Napoleón las encargadas de traernos la receta de este plato a nuestro país. Aunque desde principios de siglo ya se comían, la primera vez que se pone por escrito en España es en el año 1830, y se recoge en el libro (de título kilométrico) ‘Manual de la criada económica y de las madres de familias que desean enseñar a sus hijas lo necesario para el gobierno de su casa’.

Si te ha resultado interesante este artículo sobre el origen de la croqueta, ¡no dudes en compartirlo en tus redes sociales!

Entrada anterior
Lo que Necesitas Saber de Campanas Extractoras sin Salida de Humos
Entrada siguiente
Servicio de Mesa: Técnicas y Claves más Conocidas
Menú