Cómo Instalar un Lavavajillas

cómo instalar un lavavajillas

¿Quieres saber cómo instalar un lavavajillas de forma fácil? Te lo explicamos paso a paso en este artículo.

Si vamos a abrir un nuevo negocio de hostelería o vamos a realizar un cambio, podemos instalar nosotros mismos la maquinaria sin necesidad de realizar ninguna obra.

Sin duda, el lavavajillas se ha convertido en un elemento que podemos encontrar en casi cualquier hogar, pero que se hace imprescindible para nuestro negocio. No solo se trata de una cuestión de comodidad, sino que es un punto obligatorio marcado por ley, en base al RD 3484/2000, que especifica: “Las vajillas y cubiertos que no sean de un solo uso, serán higienizados con métodos mecánicos, provistos de un sistema que asegure su correcta limpieza y desinfección”.

Si quieres saber cómo instalar un lavavajillas sin complicaciones, ¡sigue leyendo!

Guía completa para saber cómo instalar un lavavajillas

1. Decide el espacio

Antes de la instalación, asegúrate de que el espacio cuenta con conexión eléctrica, conexión a la red de agua y desagüe.

Una vez lo tengamos verificado, decide el lugar en el que vas a instalar el lavavajillas. Es importante, antes de comenzar, revisar los pasos que marca el fabricante y respetarlos a la hora de la instalación.

A continuación lo conectaremos a la toma de corriente eléctrica. Debe tener la tensión que marque el fabricante y con toma de tierra, y puede ser monofásica o trifásica.

2. Conectarlo al agua

Lo siguiente será conectarlo a la red de agua. Para ello debemos usar un grifo y una salida macho, con rosca de ¾.

Aquí debemos prestar especial atención a la presión del agua. Para que funcione adecuadamente, especialmente en el aclarado, debe oscilar entre 2 y 6 kg/cm2.

En caso de que no tenga la presión suficiente, será necesario instalar una bomba de presión.

3. El desagüe

Tener en cuenta el desagüe es otro de los puntos claves a la hora de saber cómo instalar un lavavajillas en nuestro negocio.

Los lavavajillas se venden en la mayoría de los casos sin bomba de desagüe, que se convierte en un accesorio opcional.

Entonces, ¿cómo se provoca el desagüe en estas maquinarias? Por la propia gravedad. Se abre el tapón y el agua cae directamente, y por su propio peso, en el tubo de desagüe.

Por tanto, se hace importante que el desagüe se encuentre a ras de suelo o, en todo caso, a baja altura en la pared (para que el lavavajillas se mantenga siempre unos centímetros por encima de la salida). Para ello, puede ser necesario elevar el lavavajillas. En caso de que esta diferencia de altura sea mayor, será necesario contar con una bomba, o bien contar con un lavavajillas que ya venga con la bomba incorporada, como este que te ofrecemos en Hostelería Barata.

El diámetro del desagüe puede variar, pero oscila entre unos 32 mm en el caso de los lavavasos, y los 40 mm para los lavavajillas.

4. Suministros de abrillantador y detergente

En este último paso procederemos a la instalación del abrillantador y el detergente.

Por norma general, el lavavajillas industrial tendrá un tubo que conectaremos directamente a nuestra botella de abrillantador. Se trata de una toma directa, por lo que la máquina suministrará de manera automática la cantidad de abrillantador necesaria para el lavado.

También puede contar con otro tubo adicional, que servirá para suministrar el detergente, e irá instalado igualmente a nuestra botella. En caso de que no disponga de esta última conexión, debemos echar el producto manualmente antes de cada lavado.

Esperamos que este artículo te haya ayudado a disipar tus dudas sobre cómo instalar un lavavajillas en tu negocio de hostelería. Si estás buscando una maquinaria de calidad y al mejor precio, ¡consulta nuestros lavavajillas!

También te podemos dar algún consejo sobre como quitar el mal olor del lavavajillas.

Entrada anterior
Conoce la Historia de la Tortilla de Patatas
Entrada siguiente
Lo que Necesitas Saber de Campanas Extractoras sin Salida de Humos
Menú