Cómo hacer café con espuma

como-hacer-cafe-con-espuma

Descubre cómo hacer café con espuma para que quede cremosa y perfecta como si estuviera hecha por un experto barista. ¡Te lo contamos!

Existen dos tipos de amantes del café, los puristas que toman el café sólo para no perder su sabor y auténtico aroma y los que lo mezclan con leche para equilibrar su sabor.

Para estos últimos, el tipo de leche y cómo es servida es fundamental para disfrutar de una buena taza de café. Durante estos últimos años hemos visto una gran tendencia por conseguir la espuma perfecta e incluso algunos baristas ya sirven las tazas de café con espuma creando obras de arte y dibujos totalmente originales.

Sabemos que tomar un buen café con una espuma cremosa y perfecta hace que la experiencia mejore y se alargue. Por eso, en el post de hoy de Hostelería Barata os enseñamos cómo hacer café con espuma siguiendo unos sencillos pasos. ¡Descubre cómo hacerlo!

Cómo es la espuma perfecta

La auténtica espuma, llamada “schiuma” por los italianos, es simplemente leche espumada con una textura esponjosa, firme, con volumen, blanca, homogénea y brillante. Una espuma perfecta tiene multitud de burbujas pequeñas y del mismo tamaño, y si atravesamos la cuchara se podrían oír las burbujas romperse como si fuera una mousse.

La espuma en el café podemos encontrarla en diferentes elaboraciones como en el capuchino, café latte o latte macchiato. Conseguir una espuma perfecta hace que el café sea elegante y que la experiencia de tomar una buena taza sea mucho más satisfactoria.

Un error muy frecuente es utilizar nata industrial en vez de leche para cubrir el café, lo cual hace que cambie completamente el sabor de la bebida. La nata industrial solo se usa para algunas elaboraciones como el café vienés o el irlandés, pero no para crear la espuma en los demás cafés, así que olvídate de ella si quieres hacer un café con espuma 100% real.

La leche, el elemento más importante

¡Muy importante! El tipo de leche que utilicemos va a marcar la diferencia a la hora de crear nuestra espuma en el café.

Para hacer espuma solo necesitamos leche o una bebida equivalente vegetal. Lo preferible es utilizar leche de buena calidad, recién sacada de la nevera y entera, ya que las proteínas y grasas son las que ayudan a que se creen las pequeñas burbujas para formar la espuma. Si optas por una leche vegetal, las más adecuadas son la de soja o almendras.

Controlar la temperatura de la leche también es muy importante, ya que debe estar en temperatura media, ni muy fría ni muy caliente. Si está mucho tiempo en el fuego o comienza a hervir las proteínas podrían destruirse y hacer que la leche pierda su consistencia.

Cómo preparar espuma en casa

Existen diferentes formas con las que se puede hacer café con espuma en casa gracias a los diferentes accesorios que existen y que ayudan a prepararla:

  • Cafetera manual: si utilizas una cafetera manual asegúrate de que incluya un recipiente para la leche. De esta manera podremos conseguir la espuma perfecta para preparar capuccinos, café latte u otros.
  • Batidora de mano: calienta la leche a 70ºc y empieza a batir hasta que la leche vaya cogiendo espesor y aparezcan burbujas diminutas.
  • Batir la leche con unas varillas.
  • Batidora eléctrica: existen pequeñas batidoras diseñadas especialmente para formar la espuma en el café. Pon la leche caliente en la taza y acciona la batidora, que juntará el aire con la leche y formará una espuma perfecta.

Cómo preparar espuma en cafeterías

Si quieres servir los cafés con espuma de la mejor manera en tu cafetería solo tienes que utilizar el vaporizador de las cafeteras eléctricas. Abre el grifo a tope y mueve la jarra de la leche arriba y abajo hasta conseguir que se cree una espuma firme.

Esperamos que hayas aprendido diferentes maneras sobre cómo hacer café con espuma. Ahora solo te queda probar y disfrutar de una buena taza de café como si estuviera hecha por un experto barista. ¡Que lo disfrutes!

Entrada anterior
Cómo doblar servilletas de tela
Menú